sábado, 23 de junio de 2018

Alli es la duda en Inglaterra



El centrocampista inglés Dele Alli, aquejado de unas molestias musculares, continuó entrenándose al margen de sus compañeros y es la principal duda que el seleccionador inglés Gareth Southgate tiene para el partido contra Panamá del domingo (8:00 HB).

Durante la sesión de ayer en Repino, al norte de San Petersburgo, realizada a puerta cerrada, el centrocampista del Tottenham continuó trabajando al margen, lo cual disminuye sus opciones de ser de la partida en el segundo duelo mundialista de los “Tres Leones”. El futbolista que podría reemplazarle en caso de que no esté disponible para enfrentarse a la selección de Panamá sería el jugador del Crystal Palace Ruben Loftus-Cheek, según unas notas del asistente de Southgate, Steve Holland, fotografiadas por los medios de comunicación ingleses en el entrenamiento del jueves.

Otro posible cambio es del delantero del Manchester United, Marcus Rashford, en lugar del futbolista del City, Raheem Sterling, para jugar por detrás de Harry Kane, autor de los dos goles ingleses en el debut ante Túnez.

martes, 19 de junio de 2018

Histórico Kane: marcó a dos porteros en el mismo partido

Harry Kane rescató a Inglaterra cuando más lo necesitaba.



El dubitativo arranque de Mundial del conjunto inglés pudo acabar en desastre, pero el delantero del Tottenham marcó un gol milagroso que permitió doblegar a Túnez.
Kane igualó un hito histórico de los Mundiales: marcar a dos porteros diferentes en un mismo partido. Primero batió a Mouez Hassen, que se retiró por lesión, y después hizo lo propio con Ben Mustapha gracias a un cabezazo.
Según datos de MisterChip, Kane se une al club de futbolistas que lograron el mismo registro en anteriores Copas del Mundo: Pelé con Brasil, Dusan Bajevic con Serbia, Karl-Heinz Rummenigge con Alemania, Ramón Calderé con España y Diego Forlán con Uruguay.

Kane evita fracaso de Inglaterra con un gol sobre el filo



La debilidad de Túnez en el juego aéreo y el oportunismo de Harry Kane dieron a Inglaterra una agónica y sufrida victoria en el último minuto ante un equipo muy serio en defensa pero con escasa incidencia en ataque (2-1).

El partido comenzó con el guion esperado. Gareth Southgate optó por Raheem Sterling como compañero de Kane en vanguardia e Inglaterra salió muy enchufada bajo la batuta de Jordan Henderson y un Dele Alli correoso y movedizo.

En los primeros minutos, la mala suerte se alió por partida doble con el arquero Moez Hassen. Salió a tapar un pase filtrado de Alli y chocó con Ashley Young, que le golpeó sin intención en el hombro.

En el saque de esquina posterior voló de palo a palo para sacar con la palma de la mano un poderoso remate de cabeza de John Stones, pero su despeje cayó en el anzuelo de Kane, que sin dejarla botar la empujó a la red (1-0).

El gol asentó a Inglaterra y noqueó por unos minutos a Túnez, que vio además cómo su portero no se recuperaba del encontronazo y debía ser substituido por Ben Mustapha.

Los ingleses pisaron el acelerador pero no fueron capaces de plasmar con goles su superioridad y Túnez, poco a poco, comenzó a tomar resuello con un Naim Sliti y un Ferjani Sassi más entonados.

Con Wahbi Khazri solo en punta, los norteafricanos se agarraron a la solvencia de Sassi y a la movilidad de Fakhereddine Ben Youssef.

Fue precisamente una jugada por banda derecha con ambos protagonistas la que consiguió forzar el penal innecesario de Walker y el que le dio a Sassi la oportunidad de marcar el primer gol africano en Rusia 2018 (1-1).

Inglaterra recuperó entonces parte de su empuje y generó dos ocasiones más antes del descanso por parte de Lingard, una de ellas con un autopase que se estrelló en la base del poste. Además, reclamó un penal que parecía claro de Ben Yousef a Kane a la salida de un córner, pero el marcador no se movería.

La segunda mitad comenzó con una tónica distinta, con Túnez mejor plantado e Inglaterra diluyéndose poco a poco, áspera y sin el juego de conjunto que mostró en la primera parte, en la que explotó bien la debilidad en las bandas tunecinas.

Los cambios tampoco surtieron efecto. Southgate dio entrada a Rashford y Loftus-Cheek por Sterling y Alli, pero ni el delantero del Manchester United ni el extremo del Chelsea mejoraron a una Inglaterra entregada al recurso del balón bombeado.

Uno de ellos, con el minuto 90 ya cumplido, cayó cerca de la cabeza de Kane, que solo en el aérea chica lo empujó para dar a Inglaterra tres puntos (2-1) que le permiten seguir la estela de Bélgica.

En la próxima fecha, Inglaterra enfrentará a Panamá, el sábado, y Túnez se verá las caras con Bélgica, un día después.



Inglaterra gana sobre el final a un Túnez aguerrido

La debilidad de Túnez en el juego aéreo y el oportunismo de Harry Kane dieron ayer a Inglaterra una agónica y sufrida victoria (2-1) en el último minuto ante un equipo muy serio en defensa, pero con escasa incidencia en ataque.

El partido comenzó con el guión esperado. Gareth Southgate optó por Sterling como compañero de Kane en vanguardia e Inglaterra salió muy enchufada bajo la batuta de Henderson y un Alli correoso y movedizo.

El centrocampista del Liverpool dominaba el centro del campo frente a un Sliti y un Skhiri sin apenas presencia, y suyo fue el inicio del primer aviso. Una apertura a la banda derecha que acabó en un disparo a bocajarro de Lingard que salvó Hassen a pierna cambiada.

Sin embargo, la mala suerte se alió por partida doble con el arquero del Chateauroux francés en la siguiente jugada. Hassen salió a tapar un pase filtrado de Alli y chocó con Young, que le golpeó sin intención en el hombro.

En el saque de esquina posterior voló de palo a palo para sacar con la palma de la mano un poderoso remate de cabeza de Stones, pero su despeje cayó en el anzuelo de Kane, que sin dejarla botar la empujó a la red.

Inglaterra no era capaz de plasmar con goles su superioridad y Túnez, poco a poco, comenzó a tomar resuello

Con Khazri solo en punta, los norteafricanos se agarraban a la solvencia del centrocampista del Al Nassr saudí y a la movilidad de Fakhereddine Ben Youssef, el hombre elegido por el técnico tunecino para suplir la baja por lesión en este mundial de su mejor jugador, Yousef Msaki.

Fue precisamente una jugada por banda derecha con ambos protagonistas la que consiguió forzar el penal innecesario de Walker y el que le dio a Sassi la oportunidad de marcar el primer gol africano en Rusia 2018.

La segunda mitad comenzó con una tónica distinta, con Túnez mejor plantado e Inglaterra diluyéndose poco a poco, áspera y sin el juego de conjunto que mostró en la primera parte, en la que explotó bien la debilidad en las bandas tunecinas.

Uno de ellos, con el minuto noventa ya cumplido, cayó cerca de la cabeza de Kane, que solo en el aérea chica lo empujó para dar a Inglaterra tres puntos que le permiten seguir la estela de Bélgica, que goleó a Panamá.

lunes, 18 de junio de 2018

Una renovada Inglaterra enfrenta a Túnez en procura de quebrar una mala racha

La renovada Inglaterra de Gareth Southgate se estrena hoy en Rusia 2018 con el objetivo de poner fin a una racha de casi ocho años sin ganar en una Copa del Mundo, y lo hace frente a una selección de Túnez sin complejos y dispuesta a soñar con la clasificación a octavos.

Dos años después de ser humillados por Islandia (1-2) en octavos de final de la Eurocopa de Francia, los ‘Tres Leones’, con una base predominantemente joven, llegan a su estreno mundialista con menos presión que en otros torneos.

Southgate, que tomó las riendas del combinado nacional en un momento convulso en la Federación -el anterior seleccionador, Sam Allardyce, se vio involucrado en una trama de corrupción de fichajes-, ha aportado calma y tranquilidad, y ha apostado por un tipo de fútbol diferente del que se practicaba en las islas: más balón al suelo y menos pelotazo largo.

Ya sin veteranos ilustres como Rooney, Smalling o Defoe, el seleccionador ha dado paso a muchos de los futbolistas que conocía en su etapa en la sub-21.

El líder es sin ninguna duda, Harry Kane, portador orgulloso del brazalete de capitán en Rusia y quien espera ver portería por primera vez en un gran torneo. El ariete del Tottenham será titular mañana en Volgogrado en el 3-4-2-1 con el que saldrá Southgate.

Por su parte, Túnez afronta el debut en su cuarta Copa del Mundo decidido y confiado en que esta vez puedan batir a Inglaterra, un equipo al que ya enfrentaron en el primer partido de grupo durante Francia 1998.

La nueva Inglaterra se pone a prueba



La renovada Inglaterra de Gareth Southgate se estrena hoy (14;00 HB) en Rusia 2018 con el objetivo de poner fin a una racha de casi ocho años sin ganar en una Copa del Mundo, y lo hace frente a una selección de Túnez sin complejos y dispuesta a soñar con la clasificación a octavos.

Southgate, que tomó las riendas del combinado nacional en un momento convulso en la Federación –el anterior seleccionador, Sam Allardyce, se vio involucrado en una trama de corrupción de fichajes–, aportó calma y tranquilidad, y apostó por un tipo de fútbol diferente del que se practicaba en las islas: más balón al suelo y menos pelotazo largo.

Ya sin veteranos ilustres como Rooney, Smalling o Defoe, el seleccionador dio paso a muchos de los futbolistas que conocía en su etapa en la sub 21, lo que, unido a un sólida base del Tottenham, ha conformado un combinado nacional joven y con mucho recorrido.

Su rival, Túnez, afronta el debut en su cuarta Copa del Mundo decidido y confiado en que esta vez puedan batir a Inglaterra, un equipo al que ya se enfrentaron en el primer partido de grupo durante el Mundial de Francia 1998.

Entonces, los ingleses batieron a las “Águilas de Cartago” (2-0), con goles de Shearer y Scholes.

La renovada Inglaterra se estrena ante un Túnez sin complejos

La renovada Inglaterra de Gareth Southgate se estrena hoy a las 14:00 (hora boliviana) en Rusia 2018 con el objetivo de poner fin a una racha de casi ocho años sin ganar en una Copa del Mundo, y lo hace frente a una selección de Túnez sin complejos y dispuesta a soñar con la clasificación a octavos.

Dos años después de ser humillados por Islandia (1-2) en octavos de final de la Eurocopa de Francia, los "Tres Leones", con una base predominantemente joven, llegan a su estreno mundialista con menos presión que en otros torneos, sin el eterno cartel de favoritos y con muchas incógnitas.

Southgate, que tomó las riendas del combinado nacional en un momento convulso en la Federación -el anterior seleccionador, Sam Allardyce, se vio involucrado en una trama de corrupción de fichajes-, ha aportado calma y tranquilidad, y ha apostado por un tipo de fútbol diferente del que se practicaba en las islas: más balón al suelo y menos pelotazo largo.

Ya sin veteranos ilustres como Rooney, Smalling o Defoe, el seleccionador ha dado paso a muchos de los futbolistas que conocía en su etapa en la sub-21, lo que, unido a un sólida base del Tottenham, ha conformado un combinado nacional joven y con mucho recorrido.

El líder de estos "Pross" es, sin ninguna duda, Harry Kane, portador orgulloso del brazalete de capitán en Rusia y quien espera ver portería por primera vez en un gran torneo. El ariete del Tottenham será titular hoy.