lunes, 27 de febrero de 2017

Los ‘blues’ continuan líderes; y, el United es campeón de la Copa de la Liga

El “Spanish-Chelsea” sigue funcionando. Cesc Fabregas, Pedro y Diego Costa anotaron y su equipo se llevó los tres puntos ante el Swansea (3-1), que puso el momentáneo 1-1 en remate del también español Fernando Llorente.

Con ello, el Chelsea sigue líder, ahora con diez puntos de ventaja sobre el Tottenham, que arrasó al Stoke City (4-0) con triplete de Harry Kane y es el eventual segundo clasificado.

Y es que se aplazó el derbi de Manchester, City-United, al estar disputando ayer domingo el conjunto de Jose Mourinho la final de la Copa de la liga, ante el Southampton. Se impuso el conjunto “Red Devil” por 3-2, con dos tantos del sueco Zlantan Ibrahimovic, el último decisivo (minuto 87).

EFE

domingo, 26 de febrero de 2017

El Chelsea derrotó ayer sábado con comodidad al Swansea (3-1)

El Chelsea derrotó ayer sábado con comodidad al Swansea (3-1) y dio otro paso más en su camino hacia el título de la Premier League, en una jornada 26 en la que el Leicester City, el vigente campeón, cayó al descenso sin haber disputado todavía su encuentro.

Fàbregas, en su partido número 300 en la máxima categoría del balompié inglés, fue el encargado de abrir el marcador en el minuto 19, antes de que Fernando Llorente, en el tiempo de descuento, igualara la contienda con un cabezazo sublime tras una falta botada por Sigurdsson.

En el segundo tiempo los locales fueron un vendaval, y primero Pedro y luego Costa fueron los encargados de poner las cosas en su sitio y dejar los tres puntos en casa. El Crystal Palace derrotó en Selhurst Park 1-0 (gol de Van Aanholt) al Middlesbrough y salió de los puestos de descenso, donde cayó, sin embargo, el vigente campeón de liga, el Leicester.

El conjunto del centro de Inglaterra, que a última hora del jueves destituyó a Claudio Ranieri sólo nueve meses después de conquistar el título de liga, tendrá la posibilidad de salir del ‘pozo’ el próximo lunes, cuando cierre la jornada 26 en el King Power Stadium, en su encuentro frente al Liverpool (16:00 HB). Los ‘Foxes’, que asombraron al mundo la pasada campaña al coronarse campeones de la Premier -5000 a 1 en las casas de apuestas británicas antes de iniciarse la temporada-, podrían convertirse en el segundo equipo en la historia del fútbol inglés en caer a segunda división el año después de alcanzar la gloria.

sábado, 25 de febrero de 2017

Claudio Ranieri: “Ayer murió mi sueño”

El italiano Claudio Ranieri, el entrenador que guió al modesto Leicester City al título de la Premier League, ha emitido este viernes, 24 horas después de haber sido destituido en el club inglés, un emotivo comunicado en el que asegura que ayer “murió” su sueño.

El Leicester anunció a última hora del jueves por sorpresa el despido del técnico transalpino nueve meses después de conquistar el título de liga.

Ranieri, que llegó al banquillo de los ‘Foxes’ en julio de 2015 como reemplazo de Nigel Pearson, logró lo impensable -5.000 a 1 en las casas de apuestas antes de iniciarse la temporada- y se coronó campeón de la Premier League en su primer curso con un equipo que se había salvado milagrosamente del descenso unos meses antes.

“Después de la euforia de la pasada temporada y de ser coronados campeones, lo único que soñé era en quedarme para siempre en el Leicester City, el club que amo”, dijo el preparador transalpino en la misiva.

“Mi corazón está con todos en el club, con todos los jugadores y el cuerpo técnico, con todos los que estuvieron ahí y formaron parte de lo que logramos”, aseveró.

viernes, 24 de febrero de 2017

Leicester despide a Ranieri

El Leicester City ha anunciado ayer jueves por sorpresa la destitución del italiano Claudio Ranieri nueve meses después de conquistar el título de la Premier League.

Ranieri, que llegó al banquillo de los ‘Foxes’ en julio de 2015 como reemplazo de Nigel Pearson, logró lo imposible -5000 a 1 en las casas de apuestas británicas antes de iniciarse la temporada- y se coronó campeón de liga en su primer curso, con un equipo que se había salvado milagrosamente del descenso unos meses antes.

“Su condición de entrenador más laureado en la historia del Leicester City no tiene discusión. Sin embargo, los resultados este curso en la campaña doméstica han hecho que la permanencia en la Premier League esté en duda, por lo que la junta directiva cree que es necesario un cambio en la dirección”, informó el conjunto inglés a través de un comunicado.

“Aunque es doloroso, es una decisión que se ha tomado pensando siempre en los mejores intereses para el club”, señaló el Leicester en la nota.

miércoles, 22 de febrero de 2017

El City con un pie en cuartos

El Manchester City se impuso ayer martes al Mónaco (5-3) en un partido loco, con cinco goles en la segunda mitad, y dio un paso importante hacia los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El partido fue eléctrico, con ocho goles, tres en la primera mitad y cinco en la segunda. Aunque avisaron los de Leonardo Jardim con un remate de cabeza a bocajarro de Glik que se marchó desviado, fueron los de casa los que se pusieron por delante en el minuto 26, después de que Sterling mandara al fondo de las mallas un buen pase de Sané tras una magnífica internada del internacional alemán.

Ahí apareció Falcao, dispuesto a reivindicarse en terreno inglés tras su mala experiencia en el Manchester United y en el Chelsea. El delantero colombiano cabeceó en plancha un preciso centro desde la derecha de Fabinho para subir el 1-1 al marcador.

El Mónaco completó la remontada a falta de cinco minutos para el entretiempo, cuando Mbappé recogió un pase largo de Fabinho para plantarse solo ante Caballero y fusilar ante la tímida salida del arquero argentino.

En el minuto 58 Agüero recibió un buen pase entre líneas de Sterling para soltar un remate que inexplicablemente Subasic dejó escapar y subió el 2-2 al marcador del Etihad.

Sólo tres minutos más tarde Falcao se desquitó con un tanto majestuoso: contragolpe de libro y el balón le llega al Tigre, que se quita de encima a un débil Stones y bate a Caballero con una vaselina precisa que silenció al coliseo ‘Citizen’.

Agüero acudió de nuevo al rescate de Guardiola en el 71, al rematar libre de marca al segundo palo de Subasic un buen córner botado por Silva.

A raíz de un nuevo saque de esquina llegó el 4-3, obra de Stones, quien en plancha remachó en el segundo palo un centro de Yaya Touré para desatar la locura en las gradas del Etihad.

Cuatro minutos más tarde, mientras el público local todavía celebraba el tanto de Stones, llegó el definitivo 5-3: error defensivo del Mónaco, Silva encuentra por encima de la zaga al ‘Kun’ y éste cede a Sané, que sólo tiene que empujar al fondo de las mallas.

GUARDIOLA ELOGIÓ A SUS JUGADORES TRAS LA VICTORIA

El español Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, elogió a sus jugadores tras el triunfo 5-3 sobre el Mónaco en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones, y aseguró que en la vuelta, en el estadio Luis II, “puede pasar de todo”.

“En ciertos momentos tuvimos suerte y en otros no. Fuimos estables mentalmente, ya que no es fácil jugar ante el Mónaco, un equipo muy rápido. Todos mis jugadores lo hicieron magníficamente”, dijo Guardiola a la cadena británica ‘BT Sport’ tras el duelo.

“Para nuestro futuro como club, esta experiencia nos ayuda mucho. En los últimos cuatro, cinco o seis años el City siempre ha estado ahí, pero antes no, y de estas experiencias se aprende.”, afirmó el preparador catalán.

EFE

martes, 21 de febrero de 2017

El Mánchester City vence al Mónaco (5-3) en un festival ofensivo

El Mánchester City se impuso este martes al Mónaco por 5-3 en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, al término de un encuentro loco en el que el argentino Sergio Agüero y el colombiano Radamel Falcao anotaron sendos dobletes.

Rasheem Sterling (26), Agüero (58, 71), John Stones (77) y el alemán Leroy Sané (82) anotaron para el equipo inglés, mientras que los goles del Mónaco los marcaron Falcao (32, 61), que incluso falló un penal, y el joven Mbappe Lottin (40).

Pese a no estar acostumbrado a jugar este tipo de eliminatorias y a no tener aún un gran nombre en Europa, el Mónaco no saltó atemorizado al Etihad y planteó un partido de ida y vuelta, siendo mejores durante 75 minutos, aunque se derrumbaron en el cuarto de hora final.

"Han demostrado lo buenos que son, por eso son favoritos en Francia", destacó tras el partido Pep Guardiola sobre su rival.

"Falcao ha mostrado que no está acabado. Esto es el fútbol, así es la Liga de Campeones. Somos un equipo muy joven y con poca experiencia en Europa", agregó el técnico catalán del City.

El equipo inglés comenzó achuchando, con una gran presión, pero las primera ocasiones fueron para los franceses, la primera del colombiano Radamel Falcao (14) y la segunda del polaco Kamil Glik (18).

Pero el Mónaco no acertó y el City acabó adelantándose, tras una buena jugada de Leroy Sané por la izquierda y el alemán centró al interior del área para que Sterling anotase a placer (26).

Sin embargo, los del Principado aprovecharon dos errores del City para darle la vuelta al marcador: el primero, en un mal pase del arquero argentino Willy Caballero para empatar con un cabezazo en plancha de Falcao (31) y el segundo en un fallo de marcaje de Nicolás Otamendi, que dejó solo a Mbappé y el joven delantero de 18 años no perdonó (40).

Entre estos dos goles se produjo una jugada que puede ser clave en el desenlace de la eliminatoria (minuto 35): Sergio Agüero se quedó sólo ante Danijel Subasic y el arquero serbio derribó al argentino dentro del área, en lo que podía haber sido penal y expulsión del monegasco.

Sin embargo, el árbitro español Mateu Lahoz entendió que el 'Kun' se había tirado y le mostró amarilla, ante las protestas insistentes del jugador y de Pep Guardiola en la banda.

Falcao pudo dar un golpe de gracia al City al inicio del segundo tiempo, cuando dispuso de un penal que Otamendi cometió sobré él mismo, pero el disparo del colombiano lo paró Caballero (52).

El encuentro estaba marcado por los errores y el empate llegó en otro fallo, esta vez de Subasic, que mal colocado, puso mal las manos para detener un disparo de Agüero y el balón se coló en la red (58).

Apenas tres minutos después, Falcao, que este año parece haberse recuperado de la grave lesión de rodilla que sufrió en 2014, dejó selló de su gran calidad: en una rápida contra, se marchó por velocidad de John Stones y al pisar el área regateó al central y elevó la pelota por encima de caballero para anotar el tercero (61).

Los ataques se imponían claramente a las defensas y el 'Kun' volvió a adelantarse a su marcador a la salida de un córner para marcar el segundo de su cuenta y volver a empatar el partido (71).

Y en otro córner llegó el cuarto para los locales, marcado por Stones en el segundo palo después de que el marfileño Yaya Touré peinase la pelota en el primero (77).

El Mónaco, después de haber hecho unos fabulosos 75 primeros minutos, se vino abajo con el cuarto gol y el City se lanzó a ampliar la diferencia, hasta que lo logró Sané a pase de Agüero (82).

Con el partido completamente enloquecido, Falcao tuvo una clarísima ocasión de anotar el 5-4, con un remate desde el interior del área que sacó con el pie Caballero (84).

"No hemos podido conservar la victoria, pero ahora regresaremos a casa para preparar de la mejor manera el encuentro de vuelta", destacó el '9' colombiano.

lunes, 20 de febrero de 2017

Campeón con amenaza de descenso




Tan rápido y sorprendente fue su ascenso como ahora está siendo su caída.

Han pasado tan sólo ocho meses desde que el Leicester City logró el título de la Liga Premier en una de las hazañas más grandes que jamás se ha visto en el deporte.

Y los “Zorros” no sólo ganaron, sino que se pasearon con 10 puntos de ventaja sobre Arsenal, segundo clasificado.

Pero si la pasada temporada el equipo dirigido por el italiano Claudio Ranieri vio cómo su sueño se hizo realidad, ahora está viviendo su peor pesadilla. Además quedaron desclasificados de la FA CUP.

La caída está siendo tan dramática que ya es el peor campeón de la historia del fútbol inglés y corre el riesgo de ser tan sólo el segundo club en perder la máxima categoría una temporada después de haber conquistado el título.

El otro fue el Manchester City, que ganó en 1937 y descendió en 1938, pero en circunstancias muy diferentes.

Leicester perdió un duelo directo por la permanencia contra el Swansea y ya suma 14 derrotas en lo que va de temporada (el año pasado perdió sólo tres partidos en 38 juegos).

Lleva cinco derrotas consecutivas, ha encajado 12 goles y se encuentra 17º en la clasificación, sólo un punto por encima de los puestos de descenso.

¿Cómo es posible que un equipo que posee en sus filas al mejor jugador de la Liga Premier (Jamie Vardy), al mejor futbolista de África (Riyad Mahrez) y al mejor entrenador del mundo según la FIFA (Claudio Ranieri) esté en esta situación?

Lo primero que hay que entender es que hay dos Leicester, uno campeón contra todo pronóstico y otro acostumbrado a estar en la posición que se encuentra ahora, luchando por permanecer en la Liga Premier o tratando de ascender desde la segunda división.

La realidad es que el primero de ellos sólo ha aparecido una vez en la historia de este club de 133 años.

Hace dos temporadas, el Leicester logró salvar la categoría milagrosamente al ganar siete de sus últimos nueve partidos.

Ese año, que fue su primero en la Liga Premier después de 10 años de ausencia, el equipo dirigido por Nigel Pearson ocupaba el último lugar de la tabla después de 25 partidos con 17 puntos, cuatro victorias, cinco empates, 16 derrotas, 22 goles a favor y 40 en contra.

La desconexión entre Vardy y Mahrez

El fútbol de Leicester durante su año triunfal fue simple y muy efectivo, apoyado en el toque mágico y el entendimiento del inglés Jamie Vardy y el argelino Riyad Mahrez. Entre ambos anotaron 41 goles y se combinaron directamente entre ellos en siete de los tantos convertidos.

Este año, sólo suman ocho tantos. De los cinco que lleva marcados Vardy, tres llegaron un mismo partido, mientras que todos los de Mahrez los convirtió de penalti.

Pero el problema para el delantero no sólo es la falta de gol, sino la escasez de oportunidades que está teniendo por partido, agravado por la desconexión que hay entre él y el mediocampista.



FACTOR KANTÉ

No se trata de que el Leicester pasó de ser un equipo de velocidad y contraataque a uno que se desenvuelve en un área sin espacios y con mayor posesión del balón, el problema ha sido que ahora sus ataques carecen de un factor sorpresa.

Ese factor se llama N’Golo Kanté. El mediocampista francés fue el alma y el motor del Leicester campeón con su capacidad de cubrir cada rincón del campo, interrumpiendo constantemente el juego del contrario y recuperando balones en sectores del terreno de juego que permitían al equipo de fase defensiva a ofensiva en un segundo.

Está claro que el fútbol es un deporte colectivo, pero hay individuales que tienen una influencia muy marcada en el funcionamiento de un equipo y Kanté es una de ellas.

Su influencia también se refleja este año con su nuevo equipo, el Chelsea, líder destacado de la tabla con 10 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado.

El delantero del Watford, Troy Deeney, lo describió de una manera muy gráfica al comienzo del año.

“Puedes pasar su mediocampo y encarar a su última línea defensiva más fácil”, explicó sobre el Leicester.

“Cuando el año pasado lograbas romper una línea, siempre tenías el temor que Kanté iba a venir y no tenías mucho tiempo antes que el llegara a ti”, reconoce Deeney.

“Incluso si lo tenías, siempre pensabas que él estaría allí y te apresurabas en la jugada”.

“Siempre sentí que él hacía el trabajo de dos jugadores”, concluyó.



OFENSIVA Y DEFENSIVA

Deeney no está muy lejos de la realidad. Al recuperar balones, Kanté solía ser el detonante de los explosivos ataques de Leicester el año pasado, beneficiados por la velocidad de Vardy y la capacidad de traslado con la pelota al pie de Mahrez.

Pero eso también se ve reflejado en la fragilidad defensiva que está teniendo el equipo.

Si el año pasado sumaron 15 partidos sin recibir gol y ganaron siete juegos 1-0, esta temporada sólo suman cinco con la portería invicta.

En seis partidos han encajado tres o más tantos, lo que demuestra que además de dar más facilidades a los rivales también colapsan mentalmente cuando las cosas no están yendo bien.

Ninguno de los jugadores que conforman la plantilla del Leicester tiene la experiencia de congeniar con el éxito y esa presión se refleja en el andar del equipo.

La sorpresiva derrota contra el Hull, equipo que llegó a la primera fecha sin entrenador y sólo 13 jugadores profesionales, marcó el camino de lo que sería los siguientes meses.

Período en el que las dudas han ido en aumento y en el que hasta Ranieri está envuelto en un mar de indecisiones. Desde su última victoria el 31 de diciembre, el técnico italiano no ha repetido la misma formación y tampoco el mismo 11 inicial en contraste con la estabilidad que mantuvo durante los 38 partidos de la temporada pasada, cuando fue el equipo que menos jugadores utilizó.