domingo, 15 de julio de 2018

Liverpool ficha al suizo Shaqiri para reforzar su ataque

El Liverpool reforzó su parcela ofensiva con el fichaje del suizo Xherdan Shaqiri, llegado del descendido Stoke City, por 13,5 millones de libras (15 millones de euros), informó el club inglés.

El helvético, de 26 años, se convierte en el tercer fichaje de los de Jürgen Klopp tras los de Fabinho y Nabil Keita.

“Quiero mejorar, estar con los mejores y ganar títulos. Es por lo que estoy aquí”, señaló el futbolista en declaraciones recogidas en la página web del club.

Harry Kane queda a un paso de ser el máximo artillero en Rusia 2018

Harry Kane y su selección inglesa perdieron la lucha por el tercer puesto de Rusia 2018, pero el delantero del Tottenham se quedó a un paso de acabar como máximo artillero del torneo.

Kane no marcó, con lo que concluye el Mundial con seis tantos, pero tampoco lo hizo el belga Romelu Lukaku, su principal perseguidor, que terminar con cuatro igualado con el portugués Cristiano Ronaldo y el ruso Denis Cherishev.

A falta tan solo de la final, el delantero inglés tiene muy cerca proclamarse máximo goleador. Entre los jugadores franceses y croatas, que se jugarán el título, los máximos anotadores son Antoine Griezmann y Kylian Mbappe, que lograron tres. EFE

sábado, 14 de julio de 2018

Inglaterra se despide hasta recibir a España el 8 de septiembre



La selección inglesa, que concluyó en la cuarta plaza en el Mundial de Rusia 2018 al perder ante Bélgica (2-0), se despidió hasta el 8 de septiembre, día en el que recibirá a España en Wembley en la primera jornada de la nueva Liga de Naciones.

El conjunto de Gareth Southgate no pudo concluir en el podio de la Copa del Mundo tras perder en semifinales ante Croacia en la prórroga (2-1) y en el duelo por el tercer y cuarto puesto.

Su próximo compromiso será el duelo ante España a partir de las 20.45 CET del 8 de septiembre, en el arranque del grupo 4 de la División A de la Liga de Naciones.

España cayó en los octavos de final del Mundial al perder en la tanda de penaltis ante la anfitriona Rusia. El encuentro de Wembley será además el estreno del nuevo seleccionador nacional, Luis Enrique Martínez, sustituto de Fernando Hierro.

España se enfrentará en la segunda jornada del novedoso torneo de selecciones, el 11 de septiembre, a Croacia, en el estadio Martínez Valero de Elche. (14/07/2018)

Chelsea despide a Conte luego de dos temporadas

El largo divorcio de Antonio Conte del Chelsea se completó con el anuncio del despido del técnico italiano, que en sus dos años al frente del equipo ganó la Liga Premier y la Copa de la FA pero no consiguió el control que tanto deseaba en el club londinense.


Chelsea comunicó de que “el Chelsea Football Club y Antonio Conte han tomado distintos caminos”.
Conte sacó campeón inglés al Chelsea tras un récord de 13 victorias seguidas. /AP

La Federación inglesa decide no recibir a equipo



La Federación Inglesa no tiene previsto realizar ningún acto especial ni recibir a su selección, independientemente de terminar tercera o cuarta. “Tal vez la próxima vez podamos ser primeros o segundos y entonces será muy diferente”, dijo Fabian Delph, el jugador del Manchester City al referirse a la euforia con que su país acompañó a sus seleccionados.

El futbolista, no obstante, se mostró feliz por la experiencia vivida junto a sus compañeros en Rusia.

viernes, 13 de julio de 2018

Kane, el león se irá de Rusia sin su estrella



Llegó como estandarte de la selección inglesa y delantero pretendido por los mejores, renovado por el Tottenham Hotspur para evitar los cantos de sirena: el “león” Harry Kane se marchará de Rusia 2018 sin la estrella de campeón, aunque probablemente con la bota dorada al máximo goleador.

Kane sacó a los “Tres Leones” del atolladero de un empate ante Túnez que convirtió en victoria gracias a un cabezazo en los últimos instantes.

Ante la débil Panamá puso tres de los seis tantos ingleses, y frente a Colombia en octavos adelantó de penal a los suyos tras sufrir una llave de judo del colombiano Carlos Sánchez en el área. El empate al borde del pitido final de Yerry Mina fue solventado en los penales, donde Kane marcó.

El capitán de los “Tres Leones” no volvió a marcar tras el partido ante Colombia y su poca participación ante Croacia se quedarán en su debe, el paso que le faltaba para pasar del gran goleador a la leyenda.

Sin la estrella de campeón, Kane al menos regresará como el máximo anotador con seis goles (tres de penal), a no ser que se produzca un triplete del belga Romelu Lukaku en el duelo por el tercer puesto.

jueves, 12 de julio de 2018

Southgate: "La derrota duele, pero nos hemos convertido en un equipo ganador"

El seleccionador de Inglaterra, Gareth Southgate, se mostró dolorido y decepcionado por la derrota ante Croacia en la semifinal del Mundial, pero destacó que su equipo, del que casi nadie esperaba que llegara tan lejos, se ha convertido en un conjunto ganador en este torneo.

"Es doloroso sentir la decepción de la derrota", dijo Southgate en la rueda de prensa posterior al partido que se jugó en el estadio Luzhniki de Moscú.

En opinión del técnico inglés, la inexperiencia y la juventud de los suyos ha pesado en su juego después del gol con el que se adelantaron en el marcador.

"De forma subconsciente hemos sufrido presión. Hemos jugado muy bien en el primer tiempo, hemos tenido el balón y el control del juego. Había que meter el segundo gol en ese momento. En el segundo tiempo tuvimos menos el balón, quizás porque tenemos un equipo menos experimentado", señaló.

Southgate alabó a Croacia, de la que destacó sus "excelentes jugadores, que pueden imponerse en el uno a uno", su "gran experiencia", y sobre todo su "fuerza de voluntad".

"Es la tercera vez (consecutiva) que Croacia juega un partido de 120 minutos y lo gana, y eso refleja su fuerza de voluntad", dijo sobre su rival de esta noche, que se enfrentará en la gran final del Mundial a Francia.

Al mismo tiempo, se mostró "muy orgulloso" de los suyos, y recordó que "hace medio año los aficionados no creían que llegaríamos a la semifinal".

Sobre el juego de Harry Kane, considerado la gran estrella de Inglaterra, Southgate subrayó que el atacante del Tottenham "lo dio todo por el equipo".

miércoles, 11 de julio de 2018

Kane, el niño rechazado por ser bajo

Siendo apenas un niño, Harry Kane fue rechazado por el Arsenal y tuvo problemas por ser considerado demasiado bajo y demasiado lento. Hoy es la gran estrella del Tottenham y de la selección inglesa, con la que disputa mañana ante Croacia las semifinales del Mundial.

"Es uno de los nuestros": en el Tottenham lo gritan alto y fuerte, pero el jugador londinense de 24 años no ha tenido precisamente un camino fácil hasta llegar a la élite y por momentos pareció tener imposible poder cumplir su sueño.

Nació en Walthamstow, a 15 minutos del estadio de los "Spurs", White Hart Lane, pero antes de llegar allí tuvo un largo periplo, pasando entre otros por el Arsenal, el Millwall y el Leicester.

"Se podía ver pronto, aunque fuera muy joven, que golpeaba muy bien el balón", recuerda en declaraciones a la AFP David Bricknell, entrenador de las categorías inferiores de los Ridgeway Rovers, un club célebre también por haber sido uno de los primeros trampolines para la carrera de David Beckham.

El Arsenal fue el primero que le "cazó" para sus filas, pero luego terminó rechazándole.

El propio Kane explicó en febrero, en un artículo para la web The Players Tribune, cómo de difíciles fueron sus inicios.

"Un día, cuando tenía ocho años e iba al parque con mi padre, él me puso el brazo sobre mi hombro y me dijo: Harry, el Arsenal te ha echado. No recuerdo qué sentí en ese momento", explicó el jugador que lidera la tabla de goleadores de este Mundial con seis dianas.

"Recuerdo la reacción de mi padre y lo que me hizo sentir. No me criticó. No criticó al Arsenal (...) Simplemente dijo: No te preocupes, Harry. Trabajaremos más duro y encontraremos otro club", apuntó.

Fue un primer gran golpe para él. Kane tuvo desde el principio un camino mucho más complicado que el que tuvieron en su día otras grandes estrellas de la selección inglesa como Michael Owen o Wayne Rooney, que fueron progresando siguiendo un orden lógico y no de forma tan caótica como él.

El Watford marcó un antes y un después. Fue un triplete con ellos ante el Tottenham lo que convenció al club de sus amores, sorprendido por ese joven muchacho, para llamarle. Pero una vez más, las cosas no fueron sencillas.

"Cuando tenía unos catorce años, estaba al límite de no ser conservado en el equipo", asegura el exdirigente del Tottenham Chris Ramsey a la revista FourFourTwo. "Siempre tuvo talento, pero era bajo y los jugadores bajos tienen problemas para abrirse camino", apuntó.

Kane compensó su falta de cualidades físicas con una hipermotivación. "Un volumen de trabajo" y una "mentalidad" impresionantes en opinión del que era entonces director del centro de formación de los "Spurs", Alex Inglethorpe.

El United ofrece a los niños de la cueva de Tailandia visitar Old Trafford

El Manchester United ha ofrecido a los doce niños rescatados en una cueva de Tailandia y a su entrenador visitar el estadio de Old Trafford.

En la red social Twitter, el United se ha mostrado "aliviado" por saber que el rescate ha ido bien, y ha querido invitar al equipo de los chicos, el Wild Boars Football Club, y a sus rescatadores, a visitar Old Trafford la próxima temporada.

Los doce chicos, con edades de entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 25, se quedaron atrapados en una cueva de Tailandia hace más de dos semanas debido a las inundaciones.

Hoy, se confirmó que las operaciones de rescate, comenzadas hace tres días, habían llegado a su fin y que las 13 perdonas atrapadas habían sido rescatadas.

Además, la FIFA invitó al equipo a asistir a la final de la Copa del Mundo de Rusia del próximo domingo, pero los doctores recomendaron que se queden en el hospital, al menos durante una semana, para asegurarse de que están en buen estado de salud.

La eficacia de Kane ante la diversidad croata

El sueño de Inglaterra de retornar a una final de una Copa del Mundo pasa en buena parte por la eficacia en ataque de su capitán, el artillero Harry Kane, mientras que el de Croacia de llegar por primera vez al partido definitivo presenta mayor variedad de recursos ante los arcos contrarios.

El delantero del Tottenham lidera la clasificación de goleadores del torneo con seis dianas, tres de ellas de penalti. De hecho, los seis tiros que han ido a puerta en este Mundial han sido gol.

Marcó dos en el estreno inglés ante Túnez, logró un triplete ante Panamá y completó su cuenta al marcar su tercera pena máxima frente a Colombia en octavos. Pero el resto de atacantes de Gareth Southgate no andan excesivamente finos en el remate a puerta. De hecho, el segundo máximo goleador es un defensa, John Stones con los dos tantos que logró ante Panamá.

Completan la nómina de goleadores de Inglaterra otro defensa, Harry Maguire, y hombres que llegan desde atrás, Jesse Lingard y Dele Alli. A esta concentración goleadora de la selección de los ‘tres leones’ Croacia opone diversificación.

Nada menos que ocho jugadores han visto puerta en lo que va de Copa del Mundo. El madridista Luka Modric, capitán ajedrezado, es el máximo anotador con dos dianas, una de penalti. El resto han sumado tan solo una vez: hombres de corte ofensivo como Ante Rebic, Ivan Perisic, Mario Mandzukic y Andrej Kramaric, el centrocampista azulgrana Ivan Rakitic y el defensa Domagoj Vida.

Zlatko Dalic dispone, por tanto, de una variedad y de una amplitud de posibilidades que puede ser letal para cualquier rival. El peligro puede llegar desde cualquier lado o zona, con jugadores habituados a manejarse en el juego combinativo pero también con poderío a balón parado. Así, en el partido de hoy en el estadio Luzhniki Harry Kane parte como la auténtica referencia ofensiva de Inglaterra ante una Croacia con un frente de ataque más amplio y diverso.

martes, 10 de julio de 2018

Inglaterra es la semifinalista con más distancia recorrida en desplazamientos

La selección inglesa es la que llega con más kilómetros acumulados en desplazamientos de las cuarto semifinalistas del Mundial de Rusia 2018, unos 10.669, por delante de Croacia, Bélgica y Francia, la que menos distancia ha recorrido durante el torneo.

En total, 10.669 kilómetros aproximadamente, tomados en línea recta, es el recorrido que habrán realizado de avión en avión los ‘Tres Leones’. EFE

Young: “Croacia es muy buen equipo, no está en semifinales por casualidad”

El lateral de la selección inglesa Ashley Young aseguró ayer que Croacia, su rival en las semifinales del Mundial de Rusia 2018 el próximo miércoles en Moscú, es “un muy buen equipo” que no está en semifinales por casualidad, y que Luka Modric es “un jugador fantástico”.

“Croacia es un equipo muy bueno, no están en las semifinales por casualidad, tenemos que estar muy preparados para el partido contra ellos. Modric es un jugador fantástico pero ellos tienen un gran equipo. No nos podemos concentrar mucho en ellos sino en nosotros”, dijo Young en la base inglesa en Repino (Rusia). El lateral del Manchester United, recibió la felicitación de los periodistas y aseguró que los ‘Tres Leones’ creen que queda “mucho por llegar” para ellos en este Mundial y están ante “una gran oportunidad”. EFE

Inglaterra entrena a puerta cerrada en Repino

La selección inglesa se entrenó ayer a puerta cerrada, a un día de su partido de semifinales contra Croacia en Moscú, en una sesión en la que estuvieron los futbolistas lesionados del equipo: el delantero Jamie Vardy y el centrocampista Jordan Henderson.

El delantero del Leicester sufre unas molestias musculares en la zona de la ingle a partir de la prórroga del partido de octavos de final contra Colombia que le impidieron tirar su penalti en la tanda de lanzamientos que decidió la clasificación de los ‘Tres Leones’, y no participó en la victoria de cuartos contra Suecia (0-2).

Por su parte, el centrocampista del Liverpool notó unas molestias en los isquiotibiales en el partido contra Suecia, que provocaron su sustitución en el minuto 84 del encuentro por Eric Dier, que sería su probable sustituto en caso de no superar esos problemas físicos.

Su inclusión en el entrenamiento de ayer podría indicar que estará listo para el duelo del miércoles, en el que Inglaterra se juega plantarse en una final de un Mundial 52 años después de la última, la que ganó en Inglaterra 1966 a la selección de la República Federal Alemana por 4-2 en un partido decidido en la prórroga.

La selección inglesa presenta un balance positivo en el historial de enfrentamientos con la croata, a la que, además, venció en el único encuentro que han disputado hasta ahora en una fase final de un gran torneo, en la Eurocopa de Portugal 2004. El choque de este miércoles en el estadio Luzhniki de Moscú será el octavo entre ambos conjuntos. El conjunto de los ‘tres leones’ ha vencido cuatro de estos encuentros, ha empatado uno y los ajedrezados tan solo han ganado en dos ocasiones. La primera vez que se encontraron fue el 24 de abril de 1996, en un amistoso disputado en el estadio londinense de Wembley y se registró el único empate (0-0).

El equipo que dirigía entonces Terry Venables contaba con algunos mitos como David Seaman, Paul Gascoigne, David Platt, Paul Ince, Steve McManaman o Robbie Fowler, y el cuadro balcánico tenía a varios de su generación dorada como Robert Prosinecki, Zvonimir Boban, Davor Suker o Robert Jarni.

lunes, 9 de julio de 2018

Gary Southgate, el técnico inglés, está de moda

Está cerca Gary Southgate de hacer historia, de situar a la selección de Inglaterra por segunda vez, la primera sin ser anfitriona, en la final de un Campeonato del Mundo.

Han tenido que dejar atrás veintiocho años, desde que fue cuarta en Italia 1990, para reubicarse entre las cuatro mejores de este torneo. Casi tres décadas y el peso del permanente desengaño.

Y es que Inglaterra, titular de la competición más atractiva del fútbol internacional, con el torneo más igualado y reclamo de las grandes estrellas de este deporte, con un potencial económico sin parangón, ha partido como favorito en cada gran torneo a pesar de su lánguido historial. Un título de Campeón del Mundo, como anfitrión.

El Mundial conseguido en 1966 es el único logro inglés, siempre con más sombras que luces. Con más desilusión que aliento. Con más frustración que esperanza.

Es Inglaterra un equipo al que de forma habitual le ha acompañado el glamour. La imagen de los recintos llenos cada semana, la pasión y la emoción de cualquiera de sus partidos y el potencial de sus clubes, convierte su fútbol en un producto ejemplar para el resto del Viejo Continente.

Con todo, no le llegaba para potenciar el juego y la rentabilidad de ‘los tres leones’ casi siempre estancados a mitad de su recorrido.

Rusia 2018, sin embargo, ha puesto sobre el escenario una nueva Inglaterra. Sin nombres de tanta repercusión y puede que sin el garbo de antaño. Con estilo y recursos sobre el césped. Con eficacia y convicción.

Gareth Southgate ha puesto el otro fútbol inglés de moda. El del terreno de juego, el del pasto. Alejado de la elegancia que transmite su imagen ha aprovechado su momento para prolongar a la selección mayor el prometedor rendimiento de sus bases.

Viene de ahí Southgate, responsable de la categoría sub 21 y designado con urgencia y de forma transitoria como el gestor de la selección absoluta tras el cese de Sam Allardyce, que solo estuvo dos meses en el puesto.

Con el actual seleccionador, el hombre del chaleco, el equipo dio síntomas de funcionar. Así quedó demostrado en la fase de clasificación para el Mundial y en otros encuentros amistosos donde la sensación nada tenía que ver a la de tiempo atrás.

Ya con la continuidad asegurada el proyecto quedó en sus manos. Southgate supo desde el principio y qué debía de hacer. Impone Inglaterra un ritmo alto sostenido por el bloque y sabedor de sus auténticas virtudes para exprimir. Nadie ha superado en eficacia al conjunto inglés en las acciones a balón parado, ensayadas, trabajadas y fructíferas.

El técnico, amante de la táctica, ha encontrado cada mimbre necesario dentro de una oferta cada vez más escasa por la invasión extranjera en su fútbol. Un mal que crece en las islas, asentamiento preferido por jugadores tato de postín como de segunda fila que limitan el protagonismo de los nativos.

Pero Southgate, el hombre que ha provocado que las ventas de chaleco se dispararan más del treinta cinco por ciento, ha desatado la expectación por su selección.

Sabe este exjugador, sometido a crítica por el error de un penalti lanzado en Wembley contra Alemania en el Campeonato de Europa de 1996, que la cantera está por detrás.

Goza de salud este fútbol, campeón del Mundo sub 17, sub 20, campeón europeo sub 19 y sub 17 y subcampeón continental de la sub 21.

Pocas veces antes Inglaterra tenía tan cerca el éxito en la absoluta, que solo fue superado por Bélgica en el terreno de juego y que salió airoso del contratiempo de Colombia, a la que eliminó por penaltis. Superior a Suecia, le espera ahora Croacia en semifinales para ampliar su historia.

EFE

Repercusiones Prensa británica elogia a los “semi-Dioses”

La prensa británica elogió ayer a los jugadores “semi-Dioses” que situaron a la selección de Inglaterra en las semifinales del Mundial, con el triunfo ante Suecia, y que abren la puerta a que “el fútbol vuelva a casa”.

“Semi-Dioses: los aficionados enloquecen con que Los Tres Leones se enfrenten a Croacia en las semifinales”, publica “The Sunday Mirror”, mientras que “Daily Star Sunday” se alegra de que “Inglaterra consigue una semi”.

Junto a fotos de júbilo de los jugadores, “The Mail on Sunday” dice “¡Mamma mia! Quizás realmente va a volver a casa”, en alusión al himno futbolístico “It’s coming home” (Vuelve a casa) escrito con motivo de la Copa de la UEFA del 96 por los humoristas David Baddiel y Frank Skinner, que se ha convertido en la canción del momento en el Reino Unido.

“¡Sííííí!”, titula “The Sun on Sunday”, y “Felices y gloriosos”, exclama “Sunday Express”, mientras que, algo más comedido, “Sunday people” dice, en un juego de palabras, “Mantened la calma y continuad”. “¡Adelante!”, anima “The Sunday Telegraph”.

También el palacio de Kensington, residencia oficial de los príncipes Guillermo y Enrique y sus familias, manifestó en la red social Twitter que “¡el fútbol vuelve a casa!” y dijo a la selección que está “haciendo historia”.

domingo, 8 de julio de 2018

Inglaterra tiene las manos de Dios: son las de Pickford

Inglaterra celebró ayer finalmente una mano en un Mundial de fútbol. O dos, en realidad. Las de Jordan Pickford, el joven arquero del Everton que con sus magníficas tapadas guió a los "Three Lions" a su primera semifinal del torneo en 28 años.

Tres paradas extraordinarias y a puro reflejo de Pickford, una mejor que la otra, acabaron siendo fundamentales para que el conjunto inglés derrotara 2-0 a Suecia en el Cosmos Arena de Samara y el miércoles tenga la posibilidad de luchar por un lugar en la gran final de Rusia 2018.

"Ha estado inmenso", lo alabó ayer el mítico exfutbolista inglés Gary Lineker en Twitter apenas concluyó el partido. "Para mí es el prototipo de lo que debería ser un arquero", señaló por su parte el seleccionador inglés, Gareth Southgate. "Hizo un par de paradas en momentos clave", destacó.

Fue una victoria merecida de Inglaterra con los goles de cabeza de Harry Maguire y Dele Alli. Pero Pickford fue elegido con toda justicia como el jugador del partido.

"De esto va el fútbol. De rendir en los grandes escenarios", señaló Pickford tras el partido. "No me pongo presión de ningún modo. Juego en el momento y me siento fuerte", afirmó. "Trabajo duro en el gimnasio y en el campo, y las críticas no me afectan".

Y vaya si demostró ayer que se siente fuerte. El rocoso combinado sueco casi no llegó al arco del portero de 24 años, pero cada vez que lo hizo se topó con un Pickford colosal. Tres disparos a puerta y tres paradas que ya están entre las mejores del Mundial.

La primera acción ocurrió en el comienzo del segundo tiempo, cuando Inglaterra ya ganaba 1-0 con el tanto de Maguire a la media hora. Suecia salió del vestuario decidida a buscar el empate y lo tuvo Marcus Berg con un cabezazo que Pickford desvió con la mano izquierda tras una ágil estirada.

Inglaterra amplió ventajas con un nuevo cabezazo de Alli a los 59', pero Suecia no se rindió y tuvo tres minutos después otra opción clarísima, esta vez por intermedio de Viktor Claesson después de una excelente jugada colectiva. Sin embargo, apareció Pickford para estirarse y desviar un disparo raso que tenía destino de gol.

Y hubo tiempo para más. Otra vez con un frustrado Berg como protagonista. El delantero sueco disparó y el guardameta del Everton alcanzó a desviar al córner con la punta de los dedos.

De esta manera, Pickford volvió a vestirse de héroe tal como había sucedido en el encuentro de octavos de final ante Colombia el martes en Moscú, en el que Inglaterra ganó por primera vez en su historia mundialista una serie de penales.

En aquel encuentro, Pickford realizó una espectacular tapada a Carlos Bacca en los penales.



APUNTE

Pickford: "No había nacido"

Jordan Pickford rechazó las comparaciones con la generación que alcanzó la misma instancia en 1990.

"No había nacido entonces", zanjó la cuestión el portero de 24 años tras el encuentro en Samara.



Shilton fue el portero inglés en el Mundial de Italia 1990, en el que Inglaterra cayó en semifinales ante Alemania.

Arquero de Inglaterra: "Sabemos de lo que somos capaces, lo importante es nuestra unión"

Jordan Pickford, portero de la Selección de Inglaterra, que pasó a las semifinales del Mundial de Rusia 2018 tras derrotar este sábado a Suecia (0-2), indicó a la agencia EFE, en el Samara Arena que saben de lo que son "capaces" y que "lo más importante es la unión" que tiene el grupo.

"Sabemos de lo que somos capaces y lo que aún podemos hacer en este torneo", respondió el portero del equipo de los "Tres Leones", nombrado mejor jugador del partido.

"Lo más importante es nuestra unión como grupo, el trabajar duro como equipo, de forma solidaria", indicó Pickford, una de las grandes revelaciones del torneo, ya que antes del mismo sólo había jugado tres partidos amistosos con la selección inglesa.

"Yo trabajo muy duro cada día y todas las paradas que hago en los entrenamientos las hago para que luego las pueda repetir en los partidos", indicó la nueva figura del equipo inglés, que al ser cuestionado acerca de qué le parece que ya le estén comparando con otros históricos porteros ingleses como Gordon Banks o Peter Shilton indicó que "eso es bueno".

"Es de lo que va el fútbol, que de repente te encuentres en un gran escenario y que sepas responder", indicó Pickford, que afirmó que las críticas recibidas anteriormente "nunca" le "afectaron".

"Me gusta el fútbol y me entreno duro, tanto en el gimnasio, como en el terreno de juego, para ser cada vez mejor. Las críticas nuca me afectaron", indicó Pickford.

Cómo la NBA y la NFL influyen en juego aéreo de Inglaterra

Las jugadas a balón parado están siendo decisivas en el Mundial de Rusia 2018 y si hay un equipo que explota al máximo este recurso es la selección de Inglaterra. Los ‘Tres Leones’ han conseguido el boleto a semifinales al vencer 2-0 a Suecia y uno de los goles fue del defensor Harry Maguire en un tiro de esquina. Sin contar los penales, fue el quinto gol a balón parado de los 11 que suma el equipo de Gareth Southgate en el Mundial.

El éxito del juego aéreo inglés recae en que Southgate elabora sus estrategias de forma muy minuciosa y se inspira en movimientos que son habituales en la NBA y el NFL. Muchos de los desmarques, bloqueos y distracciones que le funcionaron a Inglaterra en la Copa del Mundo tienen sus raíces en el baloncesto y el fútbol americano.
“Me fascina observar las estrategias defensivas y ofensivas que tienen los equipos de la NFL”, había revelado Southgate cuando viajó a Estados Unidos a ver el Super Bowl LII. El propio entrenador confesó que le gusta analizar los partidos de la NBA porque puede obtener mucha información relevante para sus balones detenidos.
Southgate destaca que admira la capacidad de los jugadores de baloncesto para encontrar espacios libres pese a que siempre son cinco contra cinco. La igualdad numérica no les impide a los jugadores encontrar espacios debajo del aro. “Southgate le da una gran importancia al balón parado y por ello fue a ver a los Minnesota Timberwolves entrenarse”, comentó el periodista Darren Fletcher.
Según reveló Fletcher, el DT inglés habló con entrenadores de baloncesto sobre cómo regular los desmarques de sus jugadores y de qué forma pueden crear espacios en las pelotas paradas.

Por ello, cada jugador de Inglaterra tiene instrucciones estrictas de movimientos y ha quedado demostrado en los goles de Harry Kane ante Túnez, en los de John Stones frente a Panamá y también en algunas jugadas que derivaron en infracciones dentro del área como frente a Colombia. El denominador común en todas esas acciones fueron que cada futbolista inglés tenía su hoja de ruta marcada.
En el partido contra Panamá, Ashley Young le hizo una pantalla típica de baloncesto a Murillo y el defensa perdió la marca, dejando a Stones completamente solo para rematar a escasos metros de la portería. A la movilidad precisa se le agregan las buenas ejecuciones de Trippier y Young, encargados de ejecutar los balones detenidos. Ambos recursos confluyen para hacer de los balones parados un arma letal. El gol de Maguire ante Suecia, el que encaminó la clasificación de Inglaterra a semifinales de la Copa del Mundo después de 28 años, otro gran ejemplo de que la NBA y la NFL han colaborado con el éxito de los ‘Tres Leones’.

Kane mantiene su candidatura al Balón de Oro



Fuera de combate Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar, con sus selecciones eliminadas del torneo, emergen nuevos candidatos a reinar en el Mundial de Rusia, y, con el permiso del francés Kylian Mbappe y los belgas Eden Hazard o Kevin De Bruyne, irrumpe el inglés Harry Kane, máximo goleador del torneo, que ayer alcanzó la semifinal con Inglaterra.

Kane, de 24 años, no brilló ayer en el triunfo del equipo de los “Tres Leones” sobre Suecia (0-2) pero tendrá nuevas oportunidades de reivindicarse en el torneo.

Debutó con un “doblete” ante Túnez (2-1) y anotó un “hat trick” contra Panamá (6-1), antes de descansar, con el equipo ya clasificado, en la derrota contra Bélgica (0-1). Anotó en octavos contra Colombia e igualó de esa forma el récord anotador de un inglés en un Mundial: seis goles. El que le sirvió a Gary Lineker para ser la Bota de Oro de México 1986.

Si brilla en los dos potenciales partidos que le quedan, Kane sigue a tiro de los diez con los que Lineker –exitoso comentarista de la televisión inglesa– aún detenta la plusmarca de máximo goleador de los “Tres Leones” en Mundiales.



Southgate: “No escribimos el último artículo”

Gareth Southgate, seleccionador de Inglaterra, que logró el pase a las semifinales del Mundial de Rusia 2018 tras derrotar ayer a Suecia (0-2), manifestó en el Samara Arena que “aún no” han “escrito el último artículo en este torneo”.

“Hablamos con los jugadores de que nuestra meta era quedarnos una semana aquí en Rusia; ahora nos quedan dos partidos y depende de ellos el nivel que estos tengan”, indicó Southgate, de 47 años y seleccionador inglés desde hace dos”.

“Para mí ya es un honor ser el seleccionador de Inglaterra, para poder llevar al equipo lo más lejos posible. He conocido a las personas que lo han hecho en el pasado, son personas a las que tengo una gran estima” respondió Southgate cuando se le preguntó si estaba orgulloso de ser el tercer técnico de toda la historia de Inglaterra en llevarla a una semifinal en un Mundial.

“Estamos creciendo aún, sabemos dónde estamos. Todo el mundo está trabajando duro; y hay jugadores que no están teniendo muchos minutos que están aportando mucho a este equipo. Para superar los dos partidos que hemos superado esta semana necesitábamos eso”, indicó el seleccionador de Inglaterra.

“También hemos llegado hasta aquí porque las personas que están en el como Cahill, Jones, Welbeck, Pope, Butland son excelentes en su actitud para apoyar al equipo. Aunque no han tenido tanto tiempo de juego como les hubiera gustado, son una de las razones por las que estamos donde estamos”, EFE

sábado, 7 de julio de 2018

Inglaterra vuelve a una semifinal después de 28 años



Dos goles de Harry Maguire y Dele Alli sirvieron para que, 28 años después, Inglaterra vuelva a jugar una semifinal de un Mundial de fútbol, tras derrotar hoy en partido de cuartos a Suecia (0-2), en Samara, donde el equipo de los “Tres Leones” se reencontró con su historia.

Inglaterra, campeona del mundo en 1966, casi siempre candidata a todo y acreedora a nada, volvió, quizá en el momento menos esperado, con un equipo muy joven e inexperto, a la élite del fútbol mundial. Y el próximo miércoles jugará, en el estadio Luzhniki de Moscú, el mismo que albergará el partido decisivo, el 15 de julio, la semifinal contra el ganador del Rusia-Croacia.

El fútbol vuelve a casa (“Football's coming home”). Tal y como rezaba el himno de la Eurocopa del 96, que Inglaterra organizó con el exiguo botín de una semifinal en la que cayó ante Alemania, en los penaltis. En la que el lanzamiento decisivo lo falló su actual seleccionador, Gareth Southgate, absolutamente redimido de ese error con lo que ya alcanzó, merced a un grupo con margen de mejora.

Sin practicar un fútbol espectacular, doblegó a la sobria y compacta Suecia; pasó a la semifinal y desencadenó el delirio en Inglaterra, donde la cerveza fluye en unos ‘pubs’ cuyas televisiones repetirán una y mil veces las imágenes en blanco y negro de Bobby Moore alzando, hace 52 años, el trofeo Jules Rimet, en Wembley.

Emil Krafth, por el sancionado Mikael Lustig, y Sebastian Larsson, de vuelta tras su partido de sanción ante Suiza en octavos (1-0), fueron las novedades de Suecia, con su dúo de centrales, Victor Lindelöf y el capitán Andreas Granqvist, una línea medular de cuatro; y sus dos puntas habituales, Marcus Berg y Ola Toivonen.

Southgate repitió el once que sacó contra Colombia, eliminada en los penaltis: Ian Walker, John Stones y Harry Maguire formando trío de centrales; con Kieran Trippier y Ashley Young de carrileros; el centro del campo para Jordan Henderson, Dele Alli y Jesse Lingard; y Raheem Sterling y Harry Kane, máximo goleador del torneo, en ataque.

Fue Kane, faro del Tottenham de Mauricio Pochettino, el que lanzó el primer (tímido) aviso, en el 18, con un tiro que salió por la derecha de la portería de Olsen. En un primer acto poco espectacular en el que Inglaterra fue la que más propuso, para adelantarse a la media hora, gracias a un gran testarazo del 'gigante' Maguire (1,93 metros) que les hizo probar de su propio jarabe de juego aéreo a los suecos, tras un córner desde la izquierda lanzado por Young.

Suecia apenas aportó un centro-chut desde la izquierda de Forsberg, su jugador más creativo, en el 42, poco antes de que Sterling, en tres ocasiones -una de ellas invalidada por fuera de juego- pusiese en jaque a la zaga nórdica. En la más clara, Olsen metió una mano de oro, poco después de que fuese Lindelöf el que desbaratara la acción del atacante del Manchester City.

Lindelöf, que juega desde el pasado curso en el otro equipo de Manchester, el United, nació el mismo día en el que la 'pentacampeona' Brasil festejaba el cuarto titulo, tras los penaltis y ante Italia, en el Mundial de Estados Unidos de 1994. En el que Suecia, finalista en casa en 1958, celebró su mejor resultado desde entonces en este torneo, al acabar en una meritoria tercera plaza.

Exactamente 24 años después de su última semifinal, Suecia, primera del grupo en el que México acabó segunda y la última campeona, Alemania, se fue para casa; tenía, también, tras eliminar a Suiza, una oportunidad de oro de reencontrarse con su historia.

Siempre mejorando en las segundas partes en este torneo -en las que habían marcado cinco de sus seis goles-, los hombres de Janne Andersson dispusieron de su ocasión más clara nada más reanudarse el juego, en remate de cabeza de Berg que hizo lucirse a Pickford, el héroe del día de Colombia.

Pero lejos de echarse atrás y dedicarse a especular, Inglaterra, que había jugado su última semifinal en el Mundial de Italia'90, no pretendía cederle el privilegio de acceder al penúltimo partido a su rival. Un perfecto centro de Lingard, en el 59, sirvió para que Dele Alli, de nuevo de cabeza, batiese por segunda vez a Olsen.

Suecia reaccionó, pero Pickford -que antes del Mundial sólo había defendido tres veces, en amistosos, la portería inglesa- le dio la razón a Gareth Southgate, que confió en él, desviando una ocasión clara de Claesson.

Andersson dio entrada en el 65 a John Guidetti, del Alavés, y Olsson, por Toivonen y Forsberg, respectivamente. Guidetti le puso, seis minutos después, un balón de oro a Berg, que sirvió para un nuevo lucimiento del portero del Everton, declarado 'Hombre del Partido'.

Ahí se acabó todo. Inglaterra aguantó el resultado, su afición cantó varias veces el 'God Save the Queen' y el Samara Arena despidió a los flamantes semifinalistas con la música de 'The Lightening Seeds', la de los tres leones en la camisa, antes de que sonase por megafonía el 'All you need is Love', de los Beatles. Inglaterra festeja: el fútbol ha vuelto a casa.

Inglaterra se mete de cabeza a las semifinales

Dos goles de Harry Maguire y Dele Alli sirvieron para que, 26 años después, Inglaterra vuelva a jugar una semifinal de un Mundial de fútbol, tras derrotar este sábado en partido de cuartos a Suecia (0-2), en Samara, donde el equipo de los "Tres Leones" se reencontró con su historia.

Inglaterra, campeona del mundo en 1966, casi siempre candidata a todo y acreedora a nada, ha vuelto, quizá en el momento menos esperado, con un equipo muy joven e inexperto, a la elite del fútbol mundial. Y el próximo miércoles jugará, en el estadio Luzhniki de Moscú, el mismo que albergará el partido decisivo, el 15 de julio, la semifinal contra el ganador del Rusia-Croacia.

El fútbol vuelve a casa ("Football's coming home"). Tal y como rezaba el himno de la Eurocopa del 96, que Inglaterra organizó con el exiguo botín de una semifinal en la que cayó ante Alemania, en los penales. En la que el lanzamiento decisivo lo falló su actual seleccionador, Gareth Southgate, absolutamente redimido de ese error con lo que ya ha alcanzado, merced a un grupo con margen de mejora.

Sin practicar un fútbol espectacular, doblegó a la sobria y compacta Suecia; pasó a la semifinal y desencadenó el delirio en Inglaterra, donde la cerveza fluye en unos 'pubs' cuyas televisiones repetirán una y mil veces las imágenes en blanco y negro de Bobby Moore alzando, hace 52 años, el trofeo Jules Rimet, en Wembley.

Emil Krafth, por el sancionado Mikael Lustig, y Sebastian Larsson, de vuelta tras su partido de sanción ante Suiza en octavos (1-0), fueron las novedades de Suecia, con su dúo de centrales, Victor Lindelöf y el capitán Andreas Granqvist, una línea medular de cuatro; y sus dos puntas habituales, Marcus Berg y Ola Toivonen.

Southgate repitió el once que sacó contra Colombia, eliminada en los penales: Ian Walker, John Stones y Harry Maguire formando trío de centrales; con Kieran Trippier y Ashley Young de carrileros; el centro del campo para Jordan Henderson, Dele Alli y Jesse Lingard; y Raheem Sterling y Harry Kane, máximo goleador del torneo, en ataque.

Fue Kane, faro del Tottenham de Mauricio Pochettino, el que lanzó el primer (tímido) aviso, en el 18, con un tiro que salió por la derecha de la portería de Olsen. En un primer acto poco espectacular en el que Inglaterra fue la que más propuso, para adelantarse a la media hora, gracias a un gran testarazo del 'gigante' Maguire (1,93 metros) que les hizo probar de su propio jarabe de juego aéreo a los suecos, tras un córner desde la izquierda lanzado por Young.

Suecia apenas aportó un centro-chut desde la izquierda de Forsberg, su jugador más creativo, en el 42, poco antes de que Sterling, en tres ocasiones -una de ellas invalidada por fuera de juego- pusiese en jaque a la zaga nórdica. En la más clara, Olsen metió una mano de oro, poco después de que fuese Lindelöf el que desbaratara la acción del atacante del Manchester City.

Lindelöf, que juega desde el pasado curso en el otro equipo de Manchester, el United, nació el mismo día en el que la 'pentacampeona' Brasil festejaba el cuarto título, tras los penales y ante Italia, en el Mundial de Estados Unidos de 1994. En el que Suecia, finalista en casa en 1958, celebró su mejor resultado desde entonces en este torneo, al acabar en una meritoria tercera plaza.

Exactamente 24 años después de su última semifinal, Suecia, primera del grupo en el que México acabó segunda y la última campeona, Alemania, se fue para casa; tenía, también, tras eliminar a Suiza, una oportunidad de oro de reencontrarse con su historia.

Siempre mejorando en las segundas partes en este torneo -en las que habían marcado cinco de sus seis goles-, los hombres de Janne Andersson dispusieron de su ocasión más clara nada más reanudarse el juego, en remate de cabeza de Berg que hizo lucirse a Pickford, el héroe del día de Colombia.

Pero lejos de echarse atrás y dedicarse a especular, Inglaterra, que había jugado su última semifinal en el Mundial de Italia'90, no pretendía cederle el privilegio de acceder al penúltimo partido a su rival. Un perfecto centro de Lingard, en el 58, sirvió para que Dele Alli, de nuevo de cabeza, batiese por segunda vez a Olsen.

Suecia reaccionó, pero Pickford -que antes del Mundial sólo había defendido tres veces, en amistosos, la portería inglesa- le dio la razón a Gareth Southgate, que confió en él, desviando una ocasión clara de Claesson.

Andersson dio entrada en el 65 a John Guidetti, del Alavés, y Olsson, por Toivonen y Forsberg, respectivamente. Guidetti le puso, seis minutos después, un balón de oro a Berg, que sirvió para un nuevo lucimiento del portero del Everton, declarado 'Hombre del Partido'.

Ahí se acabó todo. Inglaterra aguantó el resultado, su afición cantó varias veces el 'God Save the Queen' y el Samara Arena despidió a los flamantes semifinalistas con la música de 'The Lightening Seeds', la de los tres leones en la camisa, antes de que sonase por megafonía el 'All you need is Love', de los Beatles. Inglaterra festeja: el fútbol ha vuelto a casa.

jueves, 5 de julio de 2018

Inglaterra derribó su primer muro

La selección inglesa de Gareth Southgate, que logró su clasificación para los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018 derrotando en los penaltis a Colombia (3-4 tras el empate 1-1) derribó su primer muro, el de superar una fase eliminatoria mundialista doce años después..

A los ‘Tres Leones’ de Southgate, un equipo al que no se le discutía la calidad, la juventud y las buenas sensaciones -amén de la capacidad goleadora de su estrella y capitán, el delantero Harry Kane que volvió a marcar de penalti y ya lleva seis tantos en Rusia 2018-, todavía les faltaba superar un examen de nivel.

Ante la Selección Colombia tuvieron que lidiar con un partido espeso, a cara de perro, de pocas ocasiones y mucha batalla. Un duelo en el que se adelantaron gracias a un agarrón de Carlos Sánchez a Kane en el área que el árbitro estadounidense Mark Geiger vio como penalti y que transformó el capitán inglés.

La prueba de carácter fue completa cuando el defensor del Barcelona, Yerry Mina, inadvertido en su primera temporada en el club español pero líder de la defensa cafetera y goleador este Mundial con tres tantos, anotó la igualada en el tiempo añadido.

Sobreponiéndose a una Colombia rearmada por la oportunidad final que le brindó su central, Inglaterra supo buscar sus opciones, especialmente en la segunda mitad de la prórroga, con un centro-chut de Danny Rose que a punto estuvo de colarse en la portería del portero colombiano David Ospina.

En la tanda de lanzamientos, una nueva demostración de resiliencia, como la definió Southgate tras el partido. El fallo de Jordan Henderson, a quien Ospina le adivinó el lanzamiento, ponía a Colombia en ventaja. Pero un lanzamiento de Mateus Uribe al larguero y una parada de Jordan Pickford a Carlos Bacca dio una nueva a los ‘Tres Leones’, que no la desaprovecharon.

La Inglaterra de Southgate pasó de ronda eliminatoria a través de los penaltis por primera vez en su historia en los Mundiales, algo que solo había logrado una vez en un gran torneo: los cuartos de final de la Eurocopa de Inglaterra 1996 contra España en Wembley.

Desde Alemania 2006 no superaba el conjunto inglés una fase eliminatoria mundialista. Entonces, la generación de los David Beckham, Frank Lampard, Rio Ferdinand, Steven Gerrard y Wayne Rooney se impuso a Ecuador; aunque su camino se interrumpió en la siguiente ronda, por los penaltis contra Portugal, cuando fallaron Lampard, Gerrard y Jamie Carragher.

Con la clasificación, los ‘Tres Leones’ de Southgate se quitan de encima la presión de tener que demostrar que las buenas sensaciones eran algo más que eso, una obligación acrecentada tras la derrota ante Bélgica 0-1 y la elección de alinear un equipo plagado de suplentes.

Sin embargo, en esta nueva fase en la que les espera Suecia en Samara, el sábado, adquieren una nueva responsabilidad: la de aprovechar un itinerario a las semifinales que los medios ingleses y la opinión pública califican como benévolo, ya que son el único campeón del mundo en su lado del camino hacia la final, en la que también siguen en carrera Rusia y Croacia, el otro duelo de cuartos de final.

No obstante, su próximo desafío es una selección escandinava que presenta un bloque compacto y bien armado defensivamente que apeó ayer a Suiza, un partido en el que necesitarán lo mejor de jugadores veloces e imaginativos como Dele Alli, Raheem Sterling o Jesse Lingard, ya que Harry Kane estará franqueado por las torres suecas.

Si superan esa instancia, Inglaterra se pondría en su mejor situación desde hace 28 años, cuando llegó a las semifinales en el Mundial de Italia 1990. Un nuevo muro para derribar frente a los ‘Tres Leones’ de Gareth Southgate.

DELPH DE RETORNÓ TRAS CONOCER A SU HIJA

El centrocampista de la selección inglesa Fabian Delph está ya de regreso a Rusia para reincorporarse a la concentración de los ‘Tres Leones’, tras haber sido padre de su tercera hija, según anunció el jugador a través de las redes sociales.

Delph, que se marchó el pasado 29 de junio tras jugar el Bélgica-Inglaterra, anunció su regreso con una foto en un avión en su cuenta de la red social Instagram.

“He visto a mis hermanos de la selección superar un partido duro tanto física como mentalmente”, aseguró el jugador. El resto de sus compañeros, que derrotaron a Colombia en los octavos de final, ya están en la sede de la concentración inglesa en Repino, al norte de San Petersburgo.

miércoles, 4 de julio de 2018

Mohamed Salah firma nuevo contrato "de largo plazo" con el Liverpool

El delantero estrella del Liverpool, el egipcio Mohamed Salah, firmó un "nuevo contrato de largo plazo" con el club, anunció el lunes el Liverpool, sin precisar la duración.

Poco más de un año después de haber llegado a Liverpool por 40 millones de euros, tras dos temporadas exitosas en el AS Roma, el atacante egipcio "vinculó su futuro a los Reds", anunció el club británico.

El jugador de 26 años tuvo una "magnífica primera temporada con el Liverpool", marcando 44 goles en solamente 52 partidos. Es el segundo número de goles más importante registrado por un jugador del Liverpool en una temporada, el récord lo detenta Ian Rush, con 47 goles.

Mejor jugador africano, árabe y de la Premier League, Mohamed Salah ha logrado una colección impresionante de premios por su temporada extraordinaria con los Reds.

Salah recibió el trofeo de futbolista africano del año por haber permitido a Egipto calificarse al Mundial Rusia-2018 por primera vez en 28 años.

Pese a los dos goles que marcó Salah en el Mundial, Egipto quedó eliminado después de su tercera derrota, con Arabia Saudita (2-1) el 25 de junio en Volgogrado.

Inglaterra mata la ilusión de Colombia

Una dramática tanda de penales, en la que llegó a ir en desventaja, dio ayer a Inglaterra su primera clasificación para los cuartos de final de un Mundial en 12 años y envió a Colombia a casa de la forma más cruel posible, después de haber revivido con un gol de Yerry Mina, en el minuto 94.

Inglaterra, que nunca había ganado una tanda de penales en un Mundial, aprovechó los fallos de Mateus Uribe y Carlos Bacca para voltear el resultado cuando peor lo tenía. El sábado, en Samara, le espera Suecia para buscar un puesto en las semifinales.

Los penales resolvieron un duro partido, convertido en una montaña rusa, que tuvo ganado antes de la prórroga la selección de Gareth Southgate y que se prolongó media hora más gracias a Yerri Mina.

Desde las alturas, cuando ya estaba todo perdido, el defensa barcelonista ofreció a Colombia otra oportunidad, que finalmente no supo aprovechar.

Con su superioridad en el juego aéreo y una capacidad rematadora que le ha permitido igualar a Paul Breitner como el zaguero más goleador, el defensa barcelonista le dio una segunda vida a su selección, cuando los ingleses ya festejaban que un polémico penal ejecutado por Harry Kane les granjeaba el pase a cuartos.

Porque hasta ese momento el equipo de Southgate era el claro vencedor de un bronco partido, marcado por la ausencia de James Rodríguez.

En el tiempo añadido, impulsada por el golpe anímico de Mina y por los numerosos atacantes que tenía en nómina, la selección cafetera buscó con más fuerza la victoria.

Y en el tiempo añadido del tiempo añadido, Inglaterra también creyó en el triunfo y convirtió el último cuarto de hora en un ida y vuelta, expuesto a un único acierto que no llegó. Que no evitó una cruel tanda de penales en la que Inglaterra por una vez estuvo más acertada.